Hola

    Mi nombre es Dana y soy Consultora de Nutrición Holística.

    Comencemos con el hecho de que ¡me encanta la comida! Cuando me voy a dormir, ya estoy pensando en lo que voy a desayunar por la mañana. Así de emocionada me siento cuando voy a comer. Especialmente alimentos naturales, de temporada, y ricos en nutrientes son mi pasión y especialidad. En mi práctica de nutrición holística considero a cada persona como un conjunto, tomando en cuenta todos los aspectos de su vida y voy guiándolos para que se sientan mejor. La salud no se logra con una dieta, pero con cambios continuos que transforman el estilo de vida.

    Nací en Letonia y ahora vivo en México. Mi interés por la nutrición surgió cuando una persona cercana fue diagnosticada con cáncer de mama. Para apoyarla en su tratamiento, todos en la familia cambiamos nuestra alimentación de un día a otro y seguimos un plan de tres meses casi al pie de letra. Los resultados fueron muy impactantes en todos. En mi caso, mi digestión mejoró, empecé a dormir mejor, tuve más energía… finalmente me sentí en equilibrio. Mi experiencia y la de los demás en la familia era lo que me hizo entender mejor el rol que tiene la nutrición en nuestro bienestar. El cáncer de mama es de los temas que más me interesan y es de lo que voy estar contribuyendo más en este espacio.

    A partir de ese momento, dejé mi trabajo anterior y comencé a estudiar Nutrición Holística. Empecé a entender como funciona nuestro cuerpo, qué señales nos da cuando está fuera de balance y cómo la alimentación tiene una poderosa capacidad de impactar cómo nos sentimos cada día. Este blog es el siguiente paso para poder llegar a más personas. Seguiré estudiando y actualizándome en nutrición y compartiéndolo con ustedes. Mi misión es informar y educar a la gente en temas de nutrición y bienestar para ayudarlos a tomar mejores decisiones para que pueden incrementar y mejorar su calidad de vida.

    Mi filosofía de alimentación se puede describir en los siguientes 5 pasos:

    1. NATURAL: consume alimentos creados por la naturaleza y reduce el consumo de productos procesados. En la medida de lo posible, escoge productos orgánicos, en temporada, locales, y sin procesar.

    2. CONSCIENTE: toma suficiente tiempo para comer despacio, sentado, masticando bien los alimentos. También sé consciente del origen de tus alimentos y el proceso hasta que llegan a tu mesa.

    3. INDIVIDUAL: lo que funciona a una persona, no necesariamente es bueno para otra. Aparte de la genética que nos distingue, hay gente con varias alergias e intolerancias de alimentos, algunas personas tienen trabajo sedentario, mientras otros hacen ejercicio de alta intensidad, entre otros factores. Cada persona requiere un plan alimenticio de acuerdo a sus necesidades.

    4. NUTRITIVO: cuenta nutrientes, no calorías, y evita productos light y de dieta porque los alimentos verdaderamente saludables son enteros y por ello contienen vitaminas, minerales, enzimas, y otros nutrientes. Nuestro organismo lo necesita todo: grasa, proteína, carbohidratos, y en las proporciones adecuadas.

    5. HOLÍSTICO: la alimentación es sumamente importante, pero no lo es todo. Para estar saludable también es importante estar en movimiento, dormir  lo suficiente, meditar, y pensar positivamente. Solamente así podemos llegar a un estado de bienestar.

    A tu salud, Dana