La Enfermedad por Refujo Gastroesofágico (ERGE) es una enfermedad con una alta prevalencia en México. Entre 19.6%-40% de los mexicanos presentan síntomas una vez por semana. Para la mayoría de las personas, es un problema leve y un poco limitante, pero para algunos de los afectados se convierte en un problema de salud grave.

La ERGE se define como el ascenso del contenido gástrico o gastroduodenal por arriba de la unión gastroesofágica, que causa síntomas y/o daño estructural afectando el bienestar y la calidad de vida de los individuos que la padecen. // Revista de Gastroenterología de México

No necesariamente es que una tenga demasiado ácido, sino ácido que está en el lugar equivocado. El esfínter esofágico debe de mantener el contenido del estómago en su lugar, pero si el esfínter se relaja, el ácido puede empujar hacia el esófago. Si no se trata adecuadamente, el reflujo a largo plazo puede causar daños graves.

LOS SÍNTOMAS MÁS COMUNES DE REFLUJO INCLUYEN:

  • agruras o acidez (pirosis)
  • regurgitación
  • dificultad para pasar la comida
  • tos
  • dolor en el pecho
  • salivación excesiva
  • eructos
  • sabor agrio en la boca
  • irritación crónica de la garganta, dolor y sequedad
  • hinchazón después de las comidas

A lo mejor tu también sabes cómo se siente cuando el ácido estomacal se regresa al esófago o tal vez conoces a alguien que a menudo se queja de los síntomas mencionados anteriormente. ¿Por qué tantas personas sufren de estos síntomas agitantes de indigestión? Como aprenderás, hay muchas causas comunes de reflujo.

LAS CAUSAS Y LOS FACTORES DE RIESGO ASOCIADOS CON EL REFLUJO INCLUYEN:

  • mala alimentación
  • comer porciones muy grandes, comer demasiado rápido, comer muy tarde en la noche
  • bajo ácido clorhídrico
  • estrés físico y emocional
  • alergias y sensibilidades alimenticias (al gluten, lácteos, huevo, etc.)
  • mala salud intestinal o síndrome del intestino permeable
  • obesidad o sobrepeso
  • tabaco y alcohol
  • hernia hiatal
  • embarazo
  • ciertos medicamentos (AINEs, aspirina, esteroides, pastillas anticonceptivas, etc.)

Generalmente los doctores recetan varias categorías de medicamentos para aliviar los síntomas de reflujo. La mayoría funcionan disminuyendo los niveles de ácido clorhídrico, pero esto no significa que solucionen el problema de raíz que causa los síntomas. Una vez que uno comience a tomar estos medicamentos, es probable que permanezca indefinidamente. Además, tienen varios efectos secundarios como microbioma desequilibrado, sistema inmunológico alterado y riesgo de infecciones. En medicina funcional y nutrición holística siempre buscamos mejorar la salud abordando las causas principales en lugar de enmascarar los síntomas con drogas.

TRATAMIENTOS NATURALES PARA REFLUJO

Prácticamente todos los estudios de investigación realizados sobre ERGE apuntan a la dieta como un factor contribuyente. Es esencial que los síntomas del reflujo deben tratarse mediante cambios en la alimentación y estilo de vida para evitar complicaciones a largo plazo y restablecer la función digestiva saludable.

ALIMENTACIÓN:

  • Comer menos porciones en las comidas.
  • Comer despacio y con gratitud, masticando bien los alimentos.
  • No comer 3 horas antes de acostarse.
  • Tomar vinagre de sidra de manzana: 1 cucharada en 1 vaso de agua en ayunas y antes de comidas.
  • Tomar té de jengibre con o después de comida.
  • Tomar jugo de repollo. Se puede combinar con jugo de otras verduras como apio, pepino, y zanahoria.
  • Determinar alergias y sensibilidades alimenticias por el medio de una dieta de eliminación (gluten, lácteos, huevo, etc.) o haciendo unos análisis de sensibilidades alimenticias.
  • Consumir alimentos fermentados como kéfir, chucrut, kimchi, etc.
  • Evitar los siguientes alimentos:
    • comidas condimentadas, grasosas o ácidas que desencadenan la acidez
    • alimentos picantes
    • cítricos y sus jugos
    • tomate y salsas de tomate
    • cafeína
    • chocolate
    • azúcar y edulcorantes artificiales
    • aceites vegetales como de canola, maíz, cártamo, girasol, y soya
    • bebidas carbonatadas y azucaradas

SUPLEMENTOS:

  • Enzimas digestivas
  • Probióticos
  • HCl con Pepsina, si el ácido estomacal es bajo
  • Magnesio

* Es importante consultar con un nutriólogo para determinar los suplementos y las dosis adecuadas para cada individuo.

OTRAS RECOMENDACIONES:

  • Al dormir, levantar la cabecera de la cama de cuatro a seis pulgadas, lo que puede ayudar a mantener el ácido en el estómago.
  • Controlar el estrés con meditación, oración, caminata, ejercicio, etc.
  • Bajar de peso, cuando es necesario.
  • Dejar de fumar y consumir alcohol.

Como puedes ver, hay muchos pasos que uno puede tomar para eliminar el reflujo y mejorar la salud digestiva de forma natural. Sin embargo, si los síntomas persisten o empeoran, es importante consultar con un profesional de la salud para obtener un diagnóstico y tratamiento personalizado. Espero que hayas aprendido algo nuevo de este artículo y avísame si hay alguna condición de salud específica sobre la que te gustaría que escribiera.

A tu salud,
Dana

//

Fuentes de información:

Badillo, Raul, and Dawn Francis. “Diagnosis and Treatment of Gastroesophageal Reflux Disease.” World Journal of Gastrointestinal Pharmacology and Therapeutics, Baishideng Publishing Group Inc, 6 Aug. 2014, www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4133436/.

Huerta-Iga, F., et al. “Diagnóstico y Tratamiento De La Enfermedad Por Reflujo Gastroesofágico: Recomendaciones De La Asociación Mexicana De Gastroenterología.” Revista De Gastroenterología De México, Elsevier, 1 Oct. 2016, www.revistagastroenterologiamexico.org/es/diagnostico-tratamiento-enfermedad-por-reflujo/articulo/S0375090616300350/.

Lipski, Elizabeth. “Heartburn, Gastroesophageal Reflux Disease (GERD), and Hiatal Hernia.” Digestive Wellness: Strengthen the Immune System and Prevent Disease through Healthy Digestion, McGraw-Hill, 2012.

Foto: flickr.com

22/01/2018

RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT