La Leche Dorada tenía que ser de las primeras recetas que comparto en mi página. Tal vez has leído algo en internet, oído a la gente hablar de ella o la has preparado en tu casa. En inglés la llaman Golden Milk y el nombre refleja su color amarillo. Ya tiene un par de años que está ‘de moda’, pero yo espero que su popularidad sigue creciendo porque es una maravilla. Y si todavía no la conoces, sigue leyendo y probablemente se te va a antojar.

A parte de tener un sabor delicioso, la leche dorada tiene muchos beneficios para la salud. Yo la recomiendo a mis clientes para bajar la inflamación en el cuerpo, relajarse antes de dormir, y nutrir el cuerpo con una mezcla de especias poderosas. Y claro, yo también la consumo. A mi me gusta hacer la leche dorada fría como una bebida refrescante en la mañana o caliente en la noche. Cualquier cosa caliente antes de dormir proporciona efectos calmantes en nuestra digestión y casi instantáneamente nos relaja.

CÚRCUMA

La leche dorada toma su color de la cúrcuma- una súper especia que viene de azafrán, una raíz anaranjada brillante de la familia del jengibre.

La cúrcuma tiene poderosas propiedades medicinales debido a sus altas cantidades de nutrientes, antioxidantes, compuestos antiinflamatorios y fitonutrientes que han sido estudiados en profundidad especialmente para la prevención del cáncer.

Además, puede ayudar en la prevención de enfermedades del corazón, así como enfermedades neurológicas degenerativas como el Alzheimer, el Parkinson y la esclerosis múltiple. En las enfermedades del corazón, ayuda a reducir el colesterol y evita su oxidación. También se utiliza para ayudar con dolores de garganta, resfriados, gripa y dolores de estómago. La curcumina es el principal componente de la cúrcuma responsable de los beneficios para la salud.

¿Ya llamé tu atención? Puedes conseguir la cúrcuma en cualquier supermercado o tienda de productos saludables en forma de polvo. Si es orgánica, mejor. CUIDADO porque la cúrcuma mancha todo- cucharas, dedos, vasos etc. Claro que se puede lavar y no es una razón para no incorporarla en la alimentación.

RECETA

Esta receta es una variación de la receta tradicional ayurvédica que se ha saboreado durante siglos en la medicina de la India. Ellos tienden a prepararla con leche de vaca, pero yo prefiero la versión vegana, hecha con leche de nuez o semillas. Si tienes problemas digestivos o intolerancias a los productos lácteos, es especialmente recomendable sustituirlas por leches vegetales.

Es importante siempre combinar la cúrcuma con pimienta negra y algún aceite saludable para incrementar la absorción de la curcumina, el componente activo. Los ingredientes de esta receta realmente funcionan de manera sinérgica y ayudan a mejorar el valor nutricional de los demás, que es otra razón por la que me encanta esta receta.

INGREDIENTES:

  • 1 taza de leche vegetal (de almendra, coco, arroz, etc.)
  • 1 cucharadita de aceite de coco
  • 1 cucharadita de miel natural
  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • Pizca de pimienta negra

MÉTODO:

Frío: Combinar todos los ingredientes en una licuadora, añadir cubitos de hielo y licuar durante 30 segundos.

Caliente: Primero calentar la lechada sobre fuego medio sin hervir. Luego combinar todos los ingredientes en una licuadora y licuar durante 30 segundos.

También se puede mezclar los ingredientes en una taza o olla, sin usar la licuadora, pero no se incorporarán de la misma manera y la textura será menos smooth.

Si haces la receta avísame qué te pareció.

Toma una foto de tu leche dorada y súbela en las redes sociales con el hashtag #dclechedorada para que más gente se inspira y así vamos compartiendo los buenos hábitos.

A tu salud, Dana

RELATED POSTS

2 Comments

  1. Reply

    Leo

    08/12/2017

    ¡¡Gracias por la receta Dana!!!

    • Reply

      danaced

      08/12/2017

      De nada Leo, es básicamente lo mismo que usando la pasta dorada ya preparada;) provecho!

LEAVE A COMMENT